VOCABULARIO Y APUNTES

Alberto Molina, Tomares, Sevilla

jueves, 1 de marzo de 2012

GRÁFICA EVOLUCIÓN DE LA ESPERANZA DE VIDA EN ESPAÑA ENTRE 1900 Y 2000


a)    Evolución de la esperanza entre 1900 y 2000.
b)    Analice las causas que han motivado el aumento de la esperanza de vida y su diferenciación por sexo.
c)    Consecuencias del aumento de la esperanza de vida en España.

 
El gráfico de barras representa la esperanza de vida al nacer de los hombres y mujeres de España entre 1900 y 2000.
La esperanza de vida es la duración media de la vida de cada individuo de un grupo. El gráfico permite analizar su evolución y las diferencias entre los sexos.
a)    La evolución de la esperanza de vida muestra un aumento notable a lo largo del siglo XX, tanto para los hombres como para las mujeres (se ha multiplicado por más de dos).
        A principios de siglo, la esperanza de vida era baja debido a la elevada mortalidad general, a las crisis de mortalidad catastrófica y a la alta mortalidad infantil.
-Las causas de la elevada mortalidad general eran, sobre todo el tipo de dieta, que era escasa (debido a la insuficiente producción agraria por el atraso técnico) y desequilibrada (con predominio de los cereales y un consumo pobre de proteínas); y una elevada incidencia de las enfermedades infecciosas (atraso de la medicina y falta de higiene pública y privada).
-Las crisis de mortalidad catastróficas disparaban la mortalidad con motivo de epidemias, guerras y malas cosechas de cereales.
-Por su parte, la elevada mortalidad infantil estaba ocasionada por infecciones, desnutrición, problemas en el parto y defectos congénitos.
         Desde principios de siglo hasta la década de 1950, la esperanza de vida se incrementó. La causa fue el descenso de la mortalidad debido a los avances de la medicina (vacunas, comercialización de los antibióticos).
        A partir de 1950, la esperanza de vida experimentó un aumento sostenido hasta hoy. Las causas fueron el descenso de la mortalidad general, gracias a los avances médicos y sanitarios (generalización de los nacimientos en clínicas, extensión de la sanidad pública –seguridad social– y mejora n la higiene); el aumento del nivel de vida (mejora de la dieta), y el incremento del nivel educativo y cultural (prevención). A este descenso de la mortalidad colaboró también la menor mortalidad infantil (debida a los progresos de la pediatría, de la alimentación infantil y de la mejora del cuidad materno).
        Actualmente, la esperanza de vida en España está entre las más altas del mundo. Por esta razón, el ritmo de su aumento es menor, porque se prevé que seguirá creciendo, especialmente porque todavía queda margen para la reducción de la mortalidad infantil, sobre todo la neonatal. Se cree, también que seguirá creciendo debido a los avances de la medicina y al aumento de la esperanza de vida en las edades más avanzadas.
b)    Las diferencias entre la esperanza de vida según el sexo se aprecian también en la gráfica. La de las mujeres es superior a la de los hombres a lo largo de todo el siglo. Las causas hay que buscarlas en su mayor fortaleza biológica y en el hecho de que los hombres han tenido tradicionalmente un estilo de vida con más exposición a factores de riesgo (mayor participación en guerras, trabajos más duros y con riesgo de accidentes)
Sin embargo, a principios de siglo, las diferencias entre ambos sexos eran menos acusadas, debido a la elevada mortalidad femenina en el parto y en el posparto. A lo largo del siglo, las diferencias se han acrecentado, gracias a la disminución de la mortalidad femenina en el parto y posparto (nacimientos en clínicas, progresos de la medicina), a que las mujeres tienen hábitos alimenticios más ordenados, y más atención al cuidado corporal en general. Además, hasta épocas más recientes, han participado menos de hábitos nocivos en exceso, como el consumo de alcohol y de tabaco.
En el futuro la diferencia a favor de las mujeres se mantendrá, aunque no crecerá tanto como en épocas pasadas, pues a medica que las mujeres van adoptando hábitos hasta hace poco típicamente masculinos se verán más afectadas por el estrés en el trabajo, y por hábitos dañinos, como el consumo de alcohol y de tabaco.

c)    La consecuencia del aumento de la esperanza de vida en España, unida a un importante descenso de la natalidad, es el envejecimiento demográfico, que afecta al futuro de las pensiones, a la salud y a la integración social
        La financiación de las pensiones no depende de las cotizaciones efectuadas por los jubilados durante su época de actividad, sino de las que realizan los trabajadores en activo en cada momento. El incremento del número de ancianos y la reducción de los activos implicará modificaciones importantes en el sistema de pensiones.
        En relación con la salud, los ancianos consumen un elevado número de estancias hospitalarias, recetas y visitas médicas. Ello exige recursos crecientes distribuidos en relación con la localización geográfica de los ancianos, con mayor atención a los municipios rurales, donde el envejecimiento es más acusado y los equipos sanitarios son escasos.
        Socialmente, el envejecimiento plantea problemas de residencia, pues cada vez son más los ancianos que no desean ser acogidos por la familia y buscan instalarse en residencias privadas o públicas, que actualmente son insuficientes. Por otro lado, está la necesidad de planear para ellos actividades que les permitan distraerse y sentirse útiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada